Los negocios online se han convertido en un modelo que evoluciona del mundo off-line a la red, además de ser el escaparate idóneo para nuevas empresas y emprendedores. Este escenario, sea cual sea su forma (tienda online, comercio electrónico, publicidad, crowfunding, etc) debe sustentarse en una serie de apreciaciones legales que debemos tener en cuenta.

CLAVES LEGALES A TENER EN CUENTA

La primera de ellas es elaborar una Política de Privacidad para los usuarios, es decir, debemos proteger los datos de nuestros usuarios y/o futuros clientes. Aquí juega un papel importante el nuevo Reglamento Europeo y los ficheros donde se alojen los datos deben estar dotados de las medidas de seguridad que marca la normativa.

En todo negocio online deberemos también redactar un Aviso Legal, para poder generar confianza en el usuario. Asimismo, hay que informar sobre el uso que hacemos de las “cookies” y proporcionar siempre información clara al usuario, para obtener su consentimiento mediante los mecanismos permitidos.

Otra consideración a tener en cuenta es la de proteger nuestros contenidos y la propiedad intelectual de nuestra web. La Ley de Propiedad Intelectual, que ha sido reformada recientemente, ofrece diversos mecanismos de protección de los derechos de la propiedad intelectual.

El envío de Newsletters es una herramienta muy utilizada en los negocios online como estrategia de marketing, pero debemos obtener el consentimiento de los usuarios para poder realizar tal envío. De lo contrario, se podría catalogar como spam, una acción prohibida por nuestra normativa.

Por último, pero no menos importante, debemos conocer las restricciones de Publicidad en Internet para promocionar nuestros productos. España es uno de los países que cuenta con más normativa en este aspecto, así que deberemos informarnos bien antes de lanzar campañas publicitarias a través de internet, ya que las sanciones son bastante duras.