El Social Media se ha instalado en nuestra sociedad a toda velocidad, y hoy en día es impensable que una empresa que quiera seguir presente en las nuevas tecnologías y en el nuevo tejido empresarial no disponga de sus propias redes sociales y de un Community Manager, dos, tres o los que sean necesarios (ver artículo Social Media, una necesidad). Pero esta necesidad real no debe convertirse en locura. Me explico.

Las redes sociales son una herramienta o estrategia adicional en el plan de marketing online. La mayoría de los sitios Web en España reciben las visitas de los buscadores y del tráfico directo, no de las redes sociales. Si es verdad que las redes sociales están aumentando de forma exponencial pero no son la principal fuente de clientes y por tanto no deben representar el 100% de mi inversión. Algunos formadores se basan en las cifras de tendencias que dicen que los usuarios pasan más tiempo en las redes sociales, pero no hacen el matiz de que la mayoría de ese tiempo lo hacen para compartir información personal con amigos. Sólo una pequeña parte utiliza las redes sociales para encontrar y adquirir productos y servicios. Es cierto que ese pequeño porcentaje está aumentando, pero al lado (por ejemplo) de otra fuente como los motores de búsqueda, sigue siendo muy pequeña.

Si tienes una tienda online es conveniente invertir primero en optimizar tu tienda (usabilidad, conversión, SEO, etc.) y luego montar tu tienda en Facebook. No cometas el disparate de invertir tu ajustado presupuesto en una aventura tan arriesgada. Da ese paso cuando tengas la base que te da de comer totalmente optimizada.

Resumiento, las Redes Sociales hoy en día son una herramienta imprescindible para toda empresa, pero no se puede recomendar invertir todo en ellas cuando hay otras herramientas que son más eficaces como el SEO, el SEM, la usabilidad, el email marketing, etc.